logo

logo fundación affinity
22.6.2008

CAMPAÑA ANTIABANDONO VERANO 2008 I

Este verano podreis oir en la radio las historias de alguno de nuestros animales contadas en primera persona, la finalidad es mostrar una pequeñisima parte de lo que pasa cuando un animal es abandonado.

LORENA
Hola. Soy Lorena.
Me abandonaron un 6 de enero, hace 4 años.
Ese debió ser mi regalo de reyes.
Aun no sé qué hice mal.
Hasta que me llevaron al albergue de animales abandonados, pasé mucho frío, mucha hambre y sobre todo mucho miedo, perdida y sola por las calles, no sabía a donde ir, estaba perdida.
En el albergue me cuidaron, me dieron agua y comida y el cariño que pueden dar, porque somos casi 200 perros que luchamos por una caricia cada día.
Alli no perdí el miedo, me asustaba tener que convivir con tantos animales.
Cada vez me volvía más tímida, más temerosa, más asustadiza.
Pero un día, en marzo, me pusieron un bonito collar rojo con mi nombre y me dijeron al oido: 'Lorena, te vas a un hogar maravilloso en Alemania. Allí no les importa que tengas miedo, que seas grande, ni que tengas 6 años.Te esperan con los brazos abiertos'.
Y así fue, ahora vivo feliz,me quieren y repetan y ya no tengo miedo a nada, pero cientos de animales continúan esperando en el albergue que les susurren al oido que también les espera un buen hogar.
TÚ PUEDES ESCRIBIR OTRA HISTÓRIA CON FINAL FELIZ: NO ABANDONES, ADOPTA.

PENTES
Soy Pentes. Me recogieron a punto de ser atropellado cuando tenía un año.
Cuando llegué al albergue de animales de Villena me asusté, dicen que les pasa a todos.
Pero poco a poco me hice mis amistades y empecé a sentirme mejor.
Un día me dieron una buena noticia:¡una familia de Francia me quería adoptar!.
Empezaron a prepararme con analisis, vacunas,....
Pero una noche entraron unos chicos y me llevaron a arrastrones del albergue junto con tres compañeros más.
Intentaron venderme, pero nadie me quería porque estaba castrado, así que me dejaron en la calle tirado en otro pueblo.
Sin comida, ni agua, todo lleno de garrapatas, asustado,... asi me encontraron mis amigos de la protectora tres semanas después.
Yo aún he tenido la suerte de poderlo contar, a mis otros tres compañeros los mataron.
No tenemos más pertenencias que nuestra propia vida, y no somos personas, pero sentimos y sufrimos como tú.
Mi história acabó bien, y la cuento en memoria de los tantos que no pueden contarla, porque mueren por el camino.
TÚ PUEDES ESCRIBIR OTRA HISTÓRIA CON FINAL FELIZ: NO ABANDONES, ADOPTA.

Icono Telémaco Sistemas