logo

logo fundación affinity
1.2.2011

Los gusanos del corazón

Fuente: http://www.deperros.org/saludycuidados/gusanos-del-corazon.html


Los vermes o gusanos del corazón son parásitos que pueden parasitar a muchas especies de cánidos, incluyendo el perro doméstico.
También afectan a otros animales, como gatos y hurones. Rara vez han sido encontrados en humanos, pero sin causar problemas de salud.
En perros, estos gusanos afectan al corazón y a los pulmones, causando fallas cardíacas y problemas respiratorios. En casos graves, pueden conducir a la muerte del perro infestado.

Transmisión de la enfermedad

La enfermedad se transmite de un perro a otro (o entre diferentes especies) a través de la picadura del mosquito.
Cuando un mosquito chupa la sangre de un perro enfermo, también ingiere la forma microscópica de los gusanos del corazón, que se conoce como microfilaria.
En el plazo de dos semanas, esas microfilarias se convierten en larvas listas para parasitar a otro animal. Entonces, el mosquito pica a otro perro y le transmite estas larvas del gusano del corazón.
Una vez dentro del torrente sanguíneo del perro, las larvas migran hasta que eventualmente alcanzan los vasos sanguíneos de los pulmones. Esto ocurre en los primeros tres meses de la infección. En los tres meses siguientes, las larvas se convierten en gusanos adultos y entran en el corazón, donde continúan creciendo hasta alcanzar su tamaño final.
Los gusanos del corazón pueden vivir dentro del cuerpo del perro de cinco a siete años.
El movimiento y crecimiento de estos parásitos dentro del cuerpo del perro producen daños al corazón y a los vasos sanguíneos pulmonares. Como consecuencia, se producen daños severos al corazón y los pulmones.
La reacción inmunológica del perro, en un intento del organismo de defenderse de esos parásitos, también puede causar daños de magnitud.

Rango geográfico de la enfermedad

Los gusanos del corazón pueden estar presentes en cualquier lugar en que existan mosquitos. Por tanto, la enfermedad está extendida por todo el mundo, excepto las regiones frías donde no hay mosquitos.

Diagnóstico de los gusanos del corazón

Es difícil diagnosticar esta enfermedad en sus inicios, ya que una baja concentración de parásitos no produce síntomas. Sin embargo, a medida que la enfermedad avanza, los perros afectados presentan los siguientes síntomas:

- Tos
- Letargo
- Pérdida de apetito
- Dificultad para respirar

El diagnóstico definitivo lo debe hacer el veterinario, mediante un análisis de sangre. En algunos casos puede ser necesario hacer otros exámenes como rayos X y electrocardiograma para diagnosticar la enfermedad y definir el tratamiento a seguir.

Tratamiento para los gusanos del corazón

Esta enfermedad, alguna vez mortal, puede ser curada en la actualidad. Sin embargo, el porcentaje de éxito depende de cuán avanzada esté la enfermedad.
Los perros que tienen una infección avanzada corren un mayor riesgo de muerte que aquellos perros a los que se les detecta la enfermedad tempranamente.
El tratamiento para eliminar los gusanos del corazón lo debe indicar el veterinario. El perro debe permanecer bajo un estricto control durante este tratamiento para evitar que realice actividades que requieran una demanda física moderada o alta. Además, puede ser necesario complementar el tratamiento con antiinflamatorios.

Prevenir la infección por gusanos del corazón

Existen diferentes métodos para prevenir esta enfermedad, y es el veterinario quien debe indicar qué método seguir. Sin embargo, es recomendable hacer un examen de sangre para descartar la infección del perro con gusanos del corazón antes de empezar con cualquier método preventivo.

Fuente: http://www.deperros.org/saludycuidados/gusanos-del-corazon.html

Icono Telémaco Sistemas